Mejorar la capacidad competitiva

Cuando la empresa experimenta una reducción progresiva de sus ventas, de su rentabilidad, o cuando el empresario percibe señales que revelan la pérdida de competitividad, es útil y necesario que un profesional externo haga un análisis objetivo del funcionamiento de la empresa para resolver los problemas que afectan a su competitividad, teniendo en cuenta para ello como se ve afectada la rentabilidad por el nivel de organización, gestión y calidad que tiene la empresa, y nuestro analista según los resultados obtenidos, determinará con una visión global, la estrategia que mejor se adapte a la empresa y a la evolución del mercado, que será consensuada con el cliente y conjuntamente con él definirá los objetivos a alcanzar para obtener una ventaja competitiva perdurable en el tiempo que sea defendible frente a la competencia, que permita eliminar las debilidades, potenciar las fortalezas y obtener un crecimiento equilibrado con una rentabilidad óptima.